martes, 10 de mayo de 2011

Caballo percheron:

 

Es una mezcla de razas con el aporte de la procedencia de la caballería árabe, repartida en las regiones del Perche, la Normandía y el Orleanés, en el año 732. 
En estas ricas tierras, la población se dedicaba en su mayor parte a la cría del ganado, se debe su origen a un grupo de granjeros que trabajó dedicadamente. Su fertilidad y la propicia topografía de su suelo favorecieron en ellas, el desarrollo de una excelente raza caballar. Onduladas praderas de pastos naturales, surcada por ríos mayores e infinidad de riachos con valles cubiertos de bosques. La región del Condado del Perche con Mortagne como capital, se encuentra lindando con la Normandía y la Beauce. 
Desde el año 1095, según escribe el Abate Fret autor de la obra “Antiquités et Chroniques percheronnes”, los Condes originarios del Perche, traían consigo gran cantidad de padrillos árabes de Palestina., destinados a las yeguas de sus cuadras. 
Con el objeto de preservar y fomentar las razas caballares, se crearon en Francia en el año 1639 los Haras Nacionales y el Ministro Colbert decretó en el año 1655 las condiciones de la nueva organización que permite confiar a particulares animales adquiridos por el Estado. 
En Normandía, comienza en 1716 la construcción del “Haras du Pin” bajo la dirección del célebre arquitecto Mansard. Desde 1730 prestan servicio allí reproductores de silla, recién en 1809 fueron introducidos los primeros padrillos inscriptos en los registros como animales de tiro, con mención de su origen Bulonés o de Cauches. 
Lleva fecha 17 de agosto de 1833 la primera inscripción correspondiente a un padrillo anotado bajo la administración del Conde de Mallart : “Desarmé” N° 538, nacido en 1815; pelo zaino. Esta fecha constituye el comienzo cronológico de la documentación sobre la raza percherón catalogada. 
En el libro “History of the Percheron Horse” por Alvin Howard Sauders editor del Breeder’s Gazette y Mr. Wayne Dinsmore, secretario de la Percheron Society of América, comentan el estudio realizado con motivo de la Exposición Internacional de Chicago de 1916, por una comisión que estudió a fondo el origen y la historia de la raza percherón, cuyos productos habían dado resultados tan excelentes en los Estados Unidos de Norte América. El “Breeder’s Gazette” destacó dos de sus principales colaboradores a Francia, en donde les fueron brindadas toda clase de facilidades por parte de los funcionarios encargados de la custodia de los archivos que pudieran interesarles. En el “Haras du Pin”, fueron autorizados a examinar los libros, encontrando entre las inscripciones correspondientes a principios del siglo XIX, las relativas a los caballos “Godolphin” y “Gallipoly”, ambos tordillos. El testimonio de autores muy calificados en la materia, en forma unánime aceptan el origen árabe de los dos reproductores citados. 
No es posible hacer historia prescindiendo del examen consciente y profundo de los orígenes y documentos que contribuyen a establecer la veracidad del asunto que se trata, a través de inscripciones, reglamentaciones, descripciones, investigaciones y consultas a los archivos. 
A partir de 1820 los criadores del Perche, seleccionan y paulatinamente, va aumentando la talla y se va acentuando también el “in-breeding”, hasta el año 1882-1883 que se abre el “Stud Book Percherón”. Se formó el plantel de animales, primeros puestos entre las razas de tiro pesado en el mundo con la marca SP en el pescuezo de cada producto por veterinarios de la Société Percheronne. 
“En América nuestra población está compuesta de toda clase de nacionalidades que tienen cada una su marcada preferencia por los animales de su país de origen respectivo. Eso ha traído la importación de caballos de diferentes razas de Inglaterra, Alemania, Francia, Bélgica y Escocia. Todos estos caballos han sido puestos a prueba en circunstancias idénticas y todas las razas han tenido que inclinarse ante la superioridad de los caballos percherón, cuando se trata de mejorar nuestras razas americanas”; según el comentario del Sr. José Lucio de Ocampo en la publicación de la Asociación Argentina de Fomento Equino del Año II - Buenos Aires, octubre 1940 - N° 10. 
En nuestro país y para nosotros los Argentinos, adquiere esta calidad especial jerarquía. El percherón es un caballo de tiro de cualidades sobresalientes. Es trabajador y sus movimientos tienen una gracia considerable, habida cuenta de su tamaño. Algunos llegan a pesar una tonelada. Es un animal bien proporcionado, con huesos duros y de pié firme y fuerte, utilizado para carruajes y trabajo. 

La creación de la Société Hippique Percheronne y de su stud book tuvo lugar en 1883, donde ya se diferenciaron los dos tipos de raza (el más pesado, destinado a los trabajos rurales, urbanos y a la artillería; y el ligero, muy resistente, para el transporte o las carreras de tiro-al trote). 
La raza es hoy conocida en todo el mundo y especialmente apreciada en Francia, EE.UU., Reino Unido, Argentina, Chile, Rusia, Japón, Canadá, Australia o Sudáfrica. 
El percherón es el caballo de tiro más popular. Destinado a trabajos agrícolas o urbanos, es un trabajador de gran envergadura, consagrado al tiro de todo tipo de cargas. Aunque según su constitución, la raza se articula alrededor de dos tipos distintos de percherón: el grande, de mayor peso y altura, destinado al tiro pesado; y el pequeño, de menores dimensiones, para el tiro ligero; en ambos casos su temperamento es el mismo. Su aspecto es colosal, pero tiene una estructura tan proporcionada que no aparenta lo pesado que es. En su conjunto es compacto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada